martes, 15 de junio de 2010

Tarta La Bella y La Bestia para Nerea


COMO SUELE SER HABITUAL AL PRINCIPIO,
hacemos las tartas para las celebraciones. En esta ocasión tuve la mala suerte de que se me solaparon 2 tartas: una para el cumpleaños de mi hijo Claudio y al día siguiente el cumple de mi sobrina Nerea. Para colmo, la primera celebración era en Valencia y la otra en Elda, Alicante.
¡QUÉ LOCURA!
Nerea es (por lo menos en ese momento lo era) una fanática de las princesas, y la temática de la tarta tenía que ser esa. Pero también es cierto que aún no me atrevía a modelar cosas tan complejas, por lo que decidí darle un acabado fantasioso e infantil, pero la princesa acabaría siendo del quiosco de la esquina, jaja.
La verdad es que el resultado, dadas las circunstancias adversas, fue más que aceptable.
TODO HAY QUE DECIRLO
La anécdota de la tarta fue que nos equivocamos con la edad de Nerea (madre mía, qué fallo!!!); y como las bases para las velas eran de fondant, no pudimos arreglarla... y es que ya lo dice el refrán, "el que mucho abarca poco aprieta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada